Búsqueda

Técnicas Artesanales

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque ipsum sem, mollis quis neque eu, blandit vulputate purus. Proin malesuada rutrum volutpat.

Tintes Naturales

La inmensa riqueza cultural de México sumada a su enorme diversidad biológica, históricamente ha generado una conexión importante con su población, con su flora y su fauna, esta íntima relación está fuertemente explícita en el arte popular y en particular en el uso de tintes naturales.

Los tintes naturales han tenido un papel valioso en México desde la época prehispánica. La grana cochinilla (de la que se obtiene un tinte rojo) es un parásito que crece en las pencas del nopal, fue usaba como moneda antes de la llegada de los españoles; era frecuente que los aztecas recibieran tributo con mantas teñidas con añil (azul intenso obtenido de la planta indigofera). Los frescos que decoran sitios arqueológicos desde Cacaxtla hasta Bonampak fueron hechos con tintes vegetales, animales y minerales, que conservan su color hasta el día de hoy.

 

Los tintes naturales han tenido un papel valioso en México desde la época prehispánica.

Actualmente los tintes naturales son usados en distintas zonas de México por maestros artesanos para dar color a materiales diversos como textiles, lacas y cestería. Los tintes son extraídos de plantas, raíces, cortezas de árbol o musgos o de animales como el caracol púrpura pansa (un molusco vivo) y la grana cochinilla. Estos tintes son fijados de distintas maneras, se pueden usar sales de tequexquite o sumergir un trozo de hierro en el tinte para ayudar al proceso de fijado. La conservación de la tintorería mexicana no sólo es importante por su gran peso cultural e histórico sino también porque es una técnica que tiene un mínimo impacto ambiental en contraste con los tintes sintéticos.