Búsqueda

Técnicas Artesanales

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque ipsum sem, mollis quis neque eu, blandit vulputate purus. Proin malesuada rutrum volutpat.

Barro Policromado

Izúcar de Matamoros y Acatlán en Puebla, Metepec en Estado de México, Ocumicho en Michoacán y Tonalá en Jalisco (llamado barro betus), son algunos de los lugares en donde aún se elabora barro policromado en México, una técnica de alfarería con una decoración en frío que se caracteriza por sus colores vivos.

El proceso comienza amasando el barro, la pieza se modela a mano, o con un torno o con moldes, se deja secar un poco y después se afina, detallando y retirando imperfecciones, se seca por completo y luego se quema a baja temperatura 750-800 ºC.

Cuando la pieza está quemada, se limpia y se le aplica una mezcla blanca como fondo, la fórmula cambia dependiendo del estado pero la base son distintos tipos de rocas blancas molidas, con agua y con un pegamento orgánico.

 

Una técnica de alfarería con una decoración en frío que se caracteriza por sus colores vivos.

Una vez seco el fondo blanco, se pinta con tintes naturales o con anilinas, estas pinturas se ligan con una resina y luego se pintan a mano alzada. En Metepec, se usa también el polvo de oro para ciertos detalles de las piezas. Por último se les pone fijador, puede ser aceite de betus (aceite extraído de un árbol) o clara de huevo.