Búsqueda

Técnicas Artesanales

Barro Negro de San Bartolo Coyotepec

Nuestra línea de productos de barro negro es hecha a mano por cuatro talleres familiares en San Bartolo Coyotepec, Oaxaca, una comunidad en donde habitan más de 600 familias que se dedican a este proceso artesanal. El color del barro negro se debe a las propiedades específicas de la arcilla de esta región y al proceso de cocción. Se extrae la arcilla de las colinas de los alrededores y se sumerge en agua para eliminar impurezas, proceso que puede tardar hasta un mes. La arcilla se moldea a mano en superficies planas cerca del suelo y una vez moldeadas, las piezas se ponen a secar durante 3 semanas aproximadamente.

 

La compra de este producto contribuye a preservar la tradición artesanal y mejorar la vida de los artesanos mexicanos y sus familias.

Ya secas, las piezas se bruñen, es decir, se frota la superficie con un cuarzo curveado con el fin de compactar la arcilla y crear el acabado liso y oscuro a la hora de cocer. La siguiente etapa consiste en cocer las piezas en hornos que alcanzan una temperatura de 700/800 grados centígrados. En la cocción, se cierran todas las aperturas del horno para crear una atmósfera carente de oxígeno, lo que provoca que las partículas de óxido de hierro del barro cambien y al emerger las piezas, tengan un acabado negro brillante. Estas piezas no contienen plomo.